Marcos 03, Libro 41

Una vez más entró en una sinagoga, y allí estaba un hombre con una mano seca. 2 De modo que lo estaban observando detenidamente para ver si curaría al hombre en sábado, para poder acusarlo. 3 Y él dijo al hombre que tenía la mano seca: “Levántate [y ponte] en medio”. 4 Entonces les dijo: “¿Es lícito en sábado hacer un hecho bueno, o hacer un hecho malo?, ¿salvar un alma, o matarla?”. Pero ellos se quedaron callados.marcos 3. 4 y 5 cura a un hombre con una mano seca en sabado 5 Y después de darles una mirada en derredor con indignación, estando él cabalmente contristado por la insensibilidad de sus corazones, dijo al hombre: “Extiende la mano”. Y la extendió, y la mano le fue restaurada. 6 Visto aquello, los fariseos salieron e inmediatamente se pusieron a celebrar consejo con los partidarios de Herodes contra él, para destruirlo.
7 Pero Jesús, con sus discípulos, se retiró al mar; y una gran multitud de Galilea y de Judea lo siguió. 8 Hasta de Jerusalén y de Idumea y del otro lado del Jordán y de los alrededores de Tiro y de Sidón, una gran multitud, al oír cuántas cosas hacía, vino a él. 9 Y él dijo a sus discípulos que le tuvieran dispuesta de continuo una barquilla para que la muchedumbre no lo oprimiera. marcos 3.9 enseña desde una barca, cumple profecia de Isaias10 Porque curó a muchos, y el resultado fue que todos los que tenían dolencias penosas caían sobre él para tocarlo. 11 Hasta los espíritus inmundos, siempre que lo contemplaban, se postraban delante de él y clamaban, diciendo: “Tú eres el Hijo de Dios”. 12 Pero muchas veces les ordenó rigurosamente que no lo dieran a conocer.
13 Y ascendió a una montaña y mandó llamar a los que quiso, y ellos se fueron a donde él. 14 Y formó [un grupo de] doce, a quienes también dio el nombre de “apóstoles”, para que continuaran con él y para enviarlos a predicar 15 y a tener autoridad para expulsar los demonios.
16 Y el [grupo de] doce que él formó fueron: Simón, a quien también dio el sobrenombre de Pedro, 17 y Santiago [hijo] de Zebedeo, y Juan el hermano de Santiago (también dio a estos el sobrenombre de Boanerges, que significa Hijos del Trueno), 18 y Andrés, y Felipe, y Bartolomé, y Mateo, y Tomás, y Santiago [hijo] de Alfeo, y Tadeo, y Simón el cananita 19 y Judas Iscariote, que más tarde lo traicionó.
Y entró en una casa. 20 Una vez más se juntó la muchedumbre, de modo que ellos no podían siquiera tomar una comida. 21 Pero cuando sus parientes oyeron esto, salieron para apoderarse de él, porque decían: “Ha perdido el juicio”. marcos 3.21 Parientes de Jesus piensan que ha perdido el juicio22 También, los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: “Tiene a Beelzebub, y expulsa los demonios por medio del gobernante de los demonios”. 23 De modo que él, después de llamarlos a sí, empezó a decirles con ilustraciones: marcos 3.23 Acusan a Jesus de hacer milagros gracias al poder de belzebub, el gobernante de los demonios“¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás? 24 Pues, si un reino llega a estar dividido contra sí mismo, ese reino no puede estar en pie; 25 y si una casa llega a estar dividida contra sí misma, esa casa no podrá estar en pie. 26 También, si Satanás se ha levantado contra sí mismo y ha llegado a estar dividido, no puede estar en pie, sino que tiene fin. 27 De hecho, nadie que ha logrado entrar en la casa de un hombre fuerte puede saquear sus bienes muebles a menos que primero ate al fuerte, y entonces saqueará su casa. 28 En verdad les digo que todas las cosas les serán perdonadas a los hijos de los hombres, no importa qué pecados y blasfemias cometan blasfemamente. 29 Sin embargo, cualquiera que blasfema contra el espíritu santo no tiene perdón jamás, sino que es culpable de pecado eterno”. 30 Esto, porque decían: “Tiene espíritu inmundo”.
31 Entonces vinieron su madre y sus hermanos, y, como estaban parados fuera, le enviaron recado para llamarlo. 32 Sucedía que una muchedumbre estaba sentada alrededor de él, de modo que le dijeron: “¡Mira! Tu madre y tus hermanos [están] fuera [y] te buscan”. 33 Mas él, respondiendo, les dijo: “¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?”. 34 Y habiendo mirado alrededor a los que estaban sentados en torno de él en círculo, dijo: “Vean: ¡mi madre y mis hermanos! 35 Cualquiera que hace la voluntad de Dios, este es mi hermano y hermana y madre”.

Leave a comment

Filed under BIBLIA, SANTAS ESCRITURAS, evangelio de marcos, LECTURA BIBLICA, LIBRO BIBLICO, LIBRO BIBLICO DE MARCOS, LIBRO DE, MARCOS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s