ZACARÍAS 7, LIBRO 38

Además, aconteció que en el cuarto año de Darío el rey la palabra de Jehová le ocurrió a Zacarías, en el [día] cuatro del mes noveno, [es decir,] en Kislev. 2 Y Betel procedió a enviar a Sarézer y Réguem-mélec y sus hombres a ablandar el rostro de Jehová, 3 y a decir a los sacerdotes que pertenecían a la casa de Jehová de los ejércitos, y a los profetas, sí, a decir: “¿Lloraré en el quinto mes, practicando una abstinencia, como lo he hecho estos, oh, cuántos años?”.
4 Y la palabra de Jehová de los ejércitos continuó ocurriéndome, y dijo: 5 “Di a toda la gente de la tierra y a los sacerdotes: ‘Cuando ustedes ayunaron y hubo plañido en el quinto [mes] y en el séptimo [mes], y esto por setenta años, ¿ayunaron realmente para mí, hasta para mí? 6 Y cuando comían y cuando bebían, ¿no eran ustedes los que efectuaban el comer, y no eran ustedes los que efectuaban el beber? 7 ¿No [deberían haber obedecido] las palabras que Jehová clamó por medio de los profetas anteriores, mientras Jerusalén se hallaba habitada, y desahogada, con sus ciudades todo en derredor de ella, y [mientras] el Négueb y la Sefelá estaban habitados?’”.
8 Y le continuó ocurriendo la palabra de Jehová a Zacarías, y dijo: 9 “Esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: ‘Con verdadera justicia hagan su juzgar; y efectúen unos con otros bondad amorosa y misericordias; 10 y no defrauden a ninguna viuda ni huérfano de padre, a ningún residente forastero ni afligido, y no tramen nada malo unos contra otros en sus corazones’. 11 Pero ellos siguieron rehusando prestar atención, y siguieron presentando un hombro terco, e hicieron sus oídos demasiado insensibles para oír. 12 Y pusieron su corazón como piedra de esmeril para no obedecer la ley y las palabras que Jehová de los ejércitos envió por su espíritu, mediante los profetas anteriores; de modo que ocurrió gran indignación de parte de Jehová de los ejércitos”.
13 “‘Y así ocurrió que, tal como él llamó y ellos no escucharon, así ellos llamaban y yo no escuchaba —ha dicho Jehová de los ejércitos—. 14 Y procedí a arrojarlos tempestuosamente por todas las naciones que no habían conocido; y la tierra misma ha sido dejada desolada detrás de ellos, sin que haya quien pase a través y sin que haya quien regrese; y procedieron a hacer de la tierra deseable un objeto de pasmo.’”

Advertisements

Leave a comment

Filed under BIBLIA, SANTAS ESCRITURAS, LECTURA BIBLICA, LIBRO BIBLICO, LIBRO DE, PROFETA DE JEHOVÁ, ZACARÍAS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s