Explicación, Oseas 2:19 y 20

(OSEAS 2:19, 20) “19 Y de veras te comprometeré conmigo para tiempo indefinido, y de veras te comprometeré conmigo en justicia y en derecho y en bondad amorosa y en misericordias. 20 Y de veras te comprometeré conmigo en fidelidad; y ciertamente conocerás a Jehová.’”
*** w76 15/8 pág. 505 Reconciliación por medio de la misericordia de Dios antes de Har-Magedón ***
UN COMPROMISO MATRIMONIAL RENOVADO SOBRE BASE DURADERA
13 Jehová, como Esposo Celestial del Israel espiritual, ha demostrado misericordias extraordinarias al resto de israelitas espirituales. Continúa exhibiendo amor leal y fidelidad a ese resto. Con espíritu tan noble dijo proféticamente a su “esposa”-organización de la cual el resto es el representante: “Y de veras te comprometeré conmigo para tiempo indefinido, y de veras te comprometeré conmigo en justicia y en derecho y en bondad amorosa [o, amor leal, lectura marginal, New World Translation] y en misericordias. Y de veras te comprometeré conmigo en fidelidad; y ciertamente conocerás a Jehová.”—Ose. 2:19, 20.
14 Tres veces le dice Jehová al resto arrepentido: “Te comprometeré conmigo.” Esto hace muy enfática su declaración. Muestra que su amor es tan intenso que lo lleva a desplegar misericordias divinas de manera sobresaliente. Su renovación de la relación de matrimonio por pacto no es solo misericordiosa, sino también justa y recta. ¿Por qué? Es porque él renueva el compromiso usando como base para ello el sacrificio propiciatorio que ofreció el Mesías Jesús, un sacrificio que satisface los requisitos del derecho o la rectitud. (1 Juan 1:7 a 2:1) De modo que el que él resto de israelitas espirituales fuera establecido de nuevo en una relación aprobada con Jehová demuestra la realidad de su fidelidad y amor leal. También, cuando compromete al resto consigo en justicia, rectitud, bondad amorosa, misericordias y fidelidad, esto no resulta en vano. ¡Todos los leales responden con fidelidad y devoción exclusiva a tan misericordioso y leal Dios, aun hasta tiempo indefinido, para siempre! Esto significa hasta la venidera “grande tribulación” que acaba en Har-Magedón.—Rev. 16:14, 16.
15 Al resto arrepentido que ahora Jehová compromete consigo, él dice: “Y ciertamente conocerás a Jehová.” (Ose. 2:20) Esto quiso decir conocerlo no solo por la reconciliación misericordiosa que él ha producido, sino también por lo que se proponía hacer después de eso. El que se hiciera que el resto llegara a conocerlo como nunca antes hizo que éste tuviera un más agudo discernimiento de él como la Fuente de todas las bendiciones que descienden sobre ellos continuamente. De modo que notemos cómo Jehová, como Proveedor de todo lo que necesitamos para vivir, amorosa y gozosamente agrega estas palabras poéticas:
16 “‘Y tiene que ocurrir en aquel día que yo responderé,’ es la expresión de Jehová, ‘responderé a los cielos, y ellos, por su parte, responderán a la tierra; y la tierra, por su parte, responderá al grano y al vino dulce y al aceite; y ellos, por su parte, responderán a Jezreel [=Dios sembrará semilla]. Y ciertamente la sembraré como semilla para mí en la tierra, y ciertamente mostraré misericordia a aquella a quien no se le había mostrado misericordia [hebreo: a Lo-ruhama], y ciertamente diré a los que no son mi pueblo [hebreo: a Lo-ammí]: “Tú eres mi pueblo”; y ellos, por su parte, dirán: “Tú eres mi Dios.”’”—Ose. 2:21, 23, y lectura marginal, NW; Valera.

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s